EL LEÓN Y SU REPRESENTACIÓN EN LAS GÁRGOLAS

EL LEÓN Y SU REPRESENTACIÓN EN LAS GÁRGOLAS

ARTE HISTORIA

Una de la fuentes primordiales para entender el significado simbólico de los animales son los bestiarios. En ellos descubrimos su simbolismo y sus poderes positivos y negativos. Las representaciones hacen referencia a estos poderes y sirven en muchos casos para simbolizar virtudes y defectos humanos.

Sobre la iconografía animal, se reconoce que los animales tienen un significado teológico. Sin embargo, algunos autores como Dorothy y Henry Kraus reflexionan sobre la participación de los animales en la vida diaria del hombre medieval, razón por la que se incluyen a menudo en escenas de la vida cotidiana.

Veamos, dentro de la tipología de los animales reales, arte historia de la figura predominante en las gárgolas: el león.

En algunas culturas de la Antigüedad, el león poseía atributos de divinidad. En Egipto, por ejemplo, la diosa Sekhet tiene cabeza de león; el Tíbet adora, desde hace milenios, a las Ka-gro-Mha, diosas con cabeza de leona; en Siria el león tenía carácter divino; en Persia era uno de los animales sagrados en el culto del dios solar Mitra; en Asiria el dios del valor guerrero era un leoncetauro; y en Grecia no olvidemos los cuatro leones que llevan a galope el carro de la diosa Cibeles, madre de los dioses.

Las cualidades del león son: realeza, vigilancia, fuerza, justicia y valor. Estas cualidades hacen que aparezca en las insignias de las legiones romanas (fuerza y valor), o frente a los pórticos de justicia. Recordemos que el trono de justicia de Salomón descansaba sobre seis gradas guardadas por doce leones.

El león, rey de los animales terrestres, fue adoptado por la iconografía cristiana: León de la Tribu de Judá, símbolo de Cristo. En el arte cristiano, se convirtió así en el emblema de Jesucristo y de la resurrección. En su gran obra El arte religioso del siglo XIII en Francia (1899), Émile Mâle afirma que todo el mundo admitía en la Edad Media que la leona paría leones que parecían nacidos muertos. Durante tres días no daban señal de vida, pero al tercer día volvía el león y les devolvía la vida con su aliento: león como símbolo de Cristo resucitado y también como autor de nuestra futura resurrección.

El león se cita 152 veces en la Biblia. Un pasaje utilizado para simbolizar a Cristo y su sacrificio, es la muerte del león que Sansón venció en los viñedos de Timná. Al igual que el león murió a manos de Sansón, Cristo murió a manos de los hombres.

Se dice que el león nunca cierra los ojos, incluso cuando duerme, con lo cual es también emblema de vigilancia, por eso aparece en tumbas, edificios y en las puertas como aldabón. También aquí se presenta la idea del león como imagen de Cristo que vigila y guarda nuestras almas.

Además, tenemos las visiones de San Juan (Ap. 5, 5), y de Ezequiel donde aparece el león del tetramorfos, león de San Marcos, en la visión del Carro de Yahveh (Ez. 1, 4-13).

En cuanto a sus poderes negativos, el león puede mostrarse como símbolo de soberbia o del anticristo; o bien como león rugiente o demonio, que arrebata las almas. A menudo los símbolos del león y de la serpiente se confunden en un único símbolo; Hesíodo lo compara al tifón diabólico (Teogonía, V. 833), San Ambrosio desarrolla esta idea en su Hexamerón (VI, c. 4), y San Jerónimo en su Comentario sobre los Salmos (XVI, 12). San Pedro dice: “Sed sobrios, hermanos míos, y velad; pues el diablo, vuestro adversario, como león que ruge, trata de devoraros” (Iª Epístola, C. V., 8).

Arte historia del rey de los animales terrestres. Con su magnífica simbología desde la Antigüedad, no es de extrañar que el león aparezca representado tan a menudo, no sólo en las gárgolas, sino en todas las artes.

 

MUSEO ARQ. NAC. ATENAS 2 color cambiado copia

León. Templo de Apolo (parte de la sima), s. IV a. C. Museo Arqueológico Nacional de Atenas. Imagen 1.

C. ASTORGA color cambiado copia

León. Catedral de Astorga. Imagen 2.

C. BURGOS color cambiado copia

León. Catedral de Burgos. Imagen 3.

C. LEÓN color cambiado copia

León. Catedral de León. Imagen 4.

C. BURGOS 3 color cambiado copia

León. Catedral de Burgos. Imagen 5.

C. ÁVILA copia

León. Catedral de Ávila. Imagen 6.

C. BURGOS 2 color cambiado copia

León. Catedral de Burgos. Imagen 7.

C. SEVILLA color cambiado copia

León. Catedral de Sevilla. Imagen 8.

C. PALENCIA color cambiado copia

León. Catedral de Palencia. Imagen 9.

 

Bibliografía consultada

CHARBONNEAU-LASSAY, L., El bestiario de Cristo. El simbolismo animal en la Antigüedad y la Edad Media, vol. I, Palma de Mallorca, José J. de Olañeta Editor, 1997.

DE PINEDO, DOM. R., El simbolismo en la escultura medieval española, Madrid, Espasa-Calpe, S. A., 1930.

GRIVOT, D., Le diable dans la cathedrale, Paris, Editions Morel, 1960.

REBOLD BENTON, J., Holy Terrors. Gargoyles on medieval buildings, New York, Abbeville Press, 1997.

VILLASEÑOR SEBASTIÁN, F., Iconografía marginal en Castilla. 1454-1492, Madrid, CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), 2009.

 

Enlaces interesantes

http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2014/05/la-catedral-de-palencia.html

http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2014/05/las-capillas-y-el-claustro-de-la.html

Síguenos en:

Dolores Herrero

1 COMMENT
  • francisco calle

    El león de la catedral de Palencia es un caso muy curioso ya que se trata de un león tenante y en el escudo, no sé si en éste o en otro que está al lado, aparece representada la leyenda de San Antolín patrón de la ciudad y de la catedral.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
LinkedIn
A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar