LAS GÁRGOLAS

LAS GÁRGOLAS

QUÉ SON GÁRGOLAS

Iniciamos un viaje por el prodigioso mundo de las gárgolas, esas criaturas fascinantes que nos observan desde lo alto de los edificios a través de los siglos.  

No obstante, en esta primera entrada empezaremos por el principio. Es decir, explicando qué son gárgolas.

A la hora de emprender un estudio o investigación sobre gárgolas, es esencial definir esta palabra ya que, aunque parece algo obvio, el vocablo gárgolas se emplea en muchas ocasiones para referirse a todo tipo de criaturas que decoran los muros de los edificios y que, al representar el mismo tipo de figuras que las gárgolas, se engloban dentro de la misma denominación.

El diccionario define gárgola como “parte final, por lo común vistosamente adornada, del caño o canal por donde se vierte el agua de los tejados o de las fuentes”. Esta definición explica claramente qué son gárgolas, por tanto, cualquier figura de monstruo, animal, demonio, etc. que decora un muro, no es una gárgola si no dispone de un canalón para desaguar. Estas representaciones que ornamentan los edificios no son gárgolas para desagüe sino imágenes decorativas, llamadas a veces quimeras como por ejemplo las de Viollet-le-Duc de Notre Dame de París.

GÁRGOLAS PARA DESAGÜE

Sobre su etimología, en latín aparece como gargŭla (garganta) o también como gargărīzo que proviene del griego γαργαρίζω (hacer gárgaras). En francés, gárgola se dice gargouille, y el verbo gargouiller significa producir un ruido semejante al de un líquido en un tubo, gorgotear.

La aparición de las gárgolas supuso un gran avance como solución al difícil problema de la evacuación de las aguas, ya que permitió que el agua cayese por la boca de éstas a través de chorros estrechos, evitando así que bajara por el muro y que el contacto con el agua deteriorase la piedra.

Simón García describe la gárgola “para que el agua no aga (sic) daño” (S. García, Compendio de architectura y simetría de los templos (1681), Universidad de Salamanca, 1941).

Según Viollet-le-Duc, las gárgolas aparecen en los edificios medievales hacia 1220 en la Catedral de Laon (Francia), y hacia 1240 ya son empleadas de manera sistemática en París. Es durante el siglo XIII cuando se convierten en el método preferido de canalización. No obstante, sabemos que se emplearon gárgolas desde la Antigüedad.

Gracias a las gárgolas para desagüe, en la época del Gótico se pudieron proyectar grandes edificios -como las catedrales- siguiendo un complejo y perfecto sistema de canalización que se puede observar accediendo a los tejados, donde se ven los canales que conducen el agua hasta las gárgolas. En las catedrales podemos ver también los magníficos arbotantes canalizando el agua que es expulsada por las bocas de las gárgolas.

CATEDRAL LEÓN copia

Canalización del agua. Catedral de León. Imagen 1.

CATEDRAL DE BURGOS 2 copia

Arbotantes canalizando el agua. Catedral de Burgos. Imagen 2.

En alguna ocasión hemos logrado fotografiarlas vertiendo el agua, como por ejemplo en un viaje a Portugal, en abril de 2012, en el que fuimos a visitar el Monasterio de Batalha y nos llovió.

MONASTERIO BATALHA 2 copia

Monasterio de Batalha (Portugal). Imagen 3.

MONASTERIO BATALHA copia

Gárgola del Monasterio de Batalha (Portugal). Imagen 4.

MONASTERIO BATALHA 3 copia

 Gárgola del Monasterio de Batalha (Portugal). Imagen 5.

MONASTERIO BATALHA 4 copia

Gárgolas del Monasterio de Batalha (Portugal). Imagen 6.

O el pasado mes de mayo cuando fuimos a Girona y nos cayó una tremenda tormenta que afortunadamente nos permitió fotografiar las bellas gárgolas de la catedral de esta magnífica ciudad.

Es maravilloso y emocionante contemplarlas mientras trabajan…

CATEDRAL GERONA 5 copia

Catedral de Girona. Imagen 7.

CATEDRAL GERONA 2 copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 8.

CATEDRAL GERONA copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 9.

CATEDRAL GERONA 8 copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 10.

CATEDRAL GERONA 7 copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 11.

CATEDRAL GERONA 6 copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 12.

CATEDRAL GERONA 4 copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 13.

CATEDRAL GERONA 3 copia

Gárgola de la Catedral de Girona. Imagen 14.

Bibliografía consultada

REBOLD BENTON, J., Holy Terrors. Gargoyles on medieval buildings, New York, Abbeville Press, 1997.

SOBRINO GONZÁLEZ, M., “El cimborrio y otras soluciones a las cubiertas en la arquitectura altomedieval”, Actas del Cuarto Congreso Nacional de Historia de la construcción. Cádiz, 27-29 de enero de 2005 (edición a cargo de S. Huerta), vol. II (2005), pp. 1017-1027.

VIOLLET-LE-DUC, M. (s. XIX), Dictionnaire Raisonné de l´Architecture Française du XIe au XVIe Siècle par M. Viollet-le-Duc, Architecte du Gouvernement, Inspecteur-Général des Édifices Diocésains, Tome Sixième, Paris, F. de Nobele Libraire, 1967.

 

Enlaces interesantes

 http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2013/10/mosteiro-de-santa-maria-da-vitoria-en.html

 http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2013/11/la-capela-do-fundador-y-las-capelas.html

Síguenos en:

Dolores Herrero

11 COMMENTS
  • Pedro

    Como siempre muy bien presentado enhorabuena

  • Dolores Herrero

    Muchas gracias, un abrazo!

  • Teresa

    Espectaculares. Verlas arrojar el agua las hace aún más mágicas. Sigue viajando mucho y compartiendo tu gran pasión.

  • Dolores Herrero

    Muchas gracias, un beso!

  • Paco Custodio

    Hola Doctora!
    He estado en Batalha un par de veces, una de ellas lloviendo, pero nunca ví las gárgolas tan bonitas cumpliendo su misión…
    Ánimo y adelante!
    Besos grandes!

  • Dolores Herrero

    Las gárgolas del Monasterio de Batalha son preciosas! Y lloviendo aún más!
    Muchas gracias Paco, un beso!

  • Sira Gadea

    ¡Interesantísimo! Hay demasiada confusión respecto de las gárgolas. Muchas gracias por una exposición tan clara y por unas fotografías tan bonitas, pues es difícil verlas en pleno funcionamiento. Y todo un honor que hayas compartido mis artículos.

  • Dolores Herrero

    Mil gracias Sira!
    Un besazo!

  • francisco calle

    Un placer poder ver la página ya que hasta hoy me había resultado imposible. Poco a poco la iré “ojeando”. Creo que es interesante añadir que también aparecen gárgolas en algunos pozos. Un par de ejemplos: el pozo que hay en el patio del Museo de Cluny en París y el pozo del patio del castillo de los duques de Bretaña en Nantes. Su función en este caso era la de servir de canalón para llenar los baldes de agua. Un saludo. Paco Calle

  • Dolores Herrero

    Gracias Paco!

  • francisco calle

    Hola Lola, he estado unos días en Madrid por asuntos de salud y paseando por la capi he visto algunas gárgolas que no suelen ser muy comunes como son las gárgolas de desagüe de algunos puentes, como el puente de Toledo. Si las de “arriba” pasan muchas veces desapercibidas, no digo nada de éstas. Un saludo.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
LinkedIn

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar